Dones espirituales

  • Dones espirituales

Los dones espirituales son bendiciones o aptitudes que se dan por medio del poder del Espíritu Santo. Dios da por lo menos uno de esos dones a todo miembro fiel de la Iglesia. Al recibirlos, esos dones, te fortalecerán, te bendecirán individualmente y te ayudarán a servir a los demás. (Véase D. y C. 46:8-12.) En las Escrituras se enseña acerca de muchos dones del Espíritu:

• El conocimiento de “que Jesucristo es el Hijo de Dios, y que fue crucificado por los pecados del mundo” (D. y C. 46:13).

• La capacidad para creer en las palabras de los que testifican de Jesucristo (véase D. y C. 46:14).

• El conocimiento de las “diferencias de administración” (D. y C. 46:15; véase también 1 Corintios 12:5); dicho don se usa para administrar y dirigir a la Iglesia.

• El conocimiento de “las diversidades de operaciones”, que nos ayuda a discernir si una enseñanza o influencia proviene de Dios o de otra fuente (D. y C. 46:16; véase también 1 Corintios 12:6-7).

• El don de la “palabra de sabiduría” (1 Corintios 12:8; D. y C. 46:17). Éste no se refiere a lo que conocemos como la Palabra de Sabiduría, sino que es el don de la sabiduría, la capacidad de usar el conocimiento en forma correcta.

• El don de la “palabra de ciencia” (1 Corintios 12:8; D. y C. 46:18).

• La facultad de enseñar por el poder del Espíritu Santo (véase Moroni 10:9-10; véase también D. y C. 46:18).

• El don de la fe (véase 1 Corintios 12:9; Moroni 10:11).

• El don de la “fe para ser sanados” (D. y C. 46:19).

• El don de tener “fe para sanar” (D. y C. 46:20; véase también 1 Corintios 12:9; Moroni 10:11).

• “El hacer milagros” (1 Corintios 12:10; D. y C. 46:21-véase también Moroni 10:12).

• El don de profecía (véase 1 Corintios 12:10; Moroni 10:13; D. y C. 46:22). Juan el Amado enseñó que “el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía” (Apocalipsis 19:10).

• “Ver ángeles y espíritus ministrantes” (Moroni 10:14).

• “Discernimiento de espíritus” (1 Corintios 12:10; D. y C. 46:23).

• El don de hablar en distintos idiomas o lenguas (véase 1 Corintios 12:10; Moroni 10:15; D. y C. 46:24).

• El don de la “interpretación de lenguas” (1 Corintios 12:10; D. y C. 46:25; véase también Moroni 10:16).

Estos y otros dones espirituales indicados en las Escrituras son solamente algunos ejemplos de los muchos dones del Espíritu. El Señor puede bendecirte de otras maneras dependiendo de tu fidelidad v tu necesidad, así como de las necesidades de las personas a las que prestes servicio. El nos ha mandado obrar diligentemente para recibir dones espirituales: “Cuidaos a fin de que no os engañen; y para que no seáis engañados, buscad diligentemente los mejores dones, recordando siempre para qué son dados;

“porque de cierto os digo, que se dan para el beneficio de los que me aman y guardan todos mis mandamientos, y de los que procuran hacerlo; para que se beneficien todos los que me buscan o me piden” (D. y C. 46:8-9; véase también el vers. 26).

Referencias adicionales:
1 Corintios 13; 1 Corintios 14:1-33;
Moroni 10:17-25;
D. y C. 46:27-33;
Artículos de Fe 1:7.


Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s