Educación, estudios

Educación, estudios

El Señor ha mandado: “Buscad conocimiento, tanto por el estudio como por la fe” (D. y C. 88:118). Él nos ha aconsejado aprender el Evangelio y recibir un entendimiento de “cosas tanto en el cielo como en la tierra, y debajo de la tierra; cosas que han sido, que son y que pronto han de acontecer’ cosas que existen en el país, cosas que existen en el extranjero; las guerras y perplejidades de las naciones, y los juicios que se ciernen sobre el país; y también el conocimiento de los países y de los reinos, a fin de que [estemos] preparados en todas las cosas” (D. y C. 88:78-80).

Preparación académica y capacitación profesional

Esfuérzate siempre por educar la mente y adiestrar las manos de manera de tener éxito en la ocupación que elijas. Utiliza tu preparación para ser una influencia para bien. Al hacerlo, se te llegará a conocer como una persona de integridad. Estarás preparado para las oportunidades cuando éstas surjan y serás muy valioso para tu familia, para la Iglesia y la comunidad.

Procura la mejor preparación académica disponible. Algunas posibilidades son las universidades, las escuelas técnicas o vocacionales, los cursos de estudio individual, los cursos ofrecidos por la comunidad y la capacitación privada.

Seminario e Instituto

En todo el mundo, los Santos de los Últimos Días de 14 a 18 años participan en Seminario, que proporciona instrucción semanal de las Escrituras. Los institutos de religión proporcionan cursos sobre diversos temas del Evangelio para los Santos de los Últimos Días de 18 a 30 años de edad, los días entre semana.

Dichos programas proporcionan un ambiente espiritual y social en el que los alumnos pueden relacionarse unos con otros al aprender más acerca del Evangelio.

Para más informes sobre seminario e instituto, comunícate con un líder local del sacerdocio.

Una vida de aprendizaje.

Continúa buscando oportunidades de estudiar durante toda la vida, puesto que eso te mantendrá actualizado en la profesión que elijas y en todas las demás aptitudes e intereses que tengas. En este mundo que cambia tan rápidamente, debes apartar tiempo para estudiar para el presente y para el futuro.

Además de recibir preparación académica formal, puedes seguir aprendiendo mediante la lectura, asistiendo a actos culturales sanos, visitando museos y sitios históricos y observando el mundo que te rodea.

Referencias adicionales: Proverbios 1:5; D. y C. 130:18-19.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s