La Gran Apostasía

La Gran Apostasía

por James E. Talmage

1. Prefacio
2. Capítulo 1 Introducción
3. Capítulo 2 La apostasía predicha
4. Capítulo 3 La apostasía predicha – Continuación
5. Capítulo 4 Las causas de la apostasía
6. Capítulo 5 Las causas externas de la apostasía
7. Capítulo 6 Las causas externas de la apostasía – Continuación
8. Capítulo 7 Las causas internas de la apostasía
9. Capítulo 8 Las causas internas de la apostasía – Continuación
10. Capítulo 9 Las causas internas de la apostasía – Continuación
11. Capítulo 10 Los resultados de la apostasía


PREFACIO

LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS proclama la restauración del Evangelio, y el restablecimiento de la Iglesia antigua en ésta, la DISPENSACIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE LOS TIEMPOS. Tal restauración y tal restablecimiento, junto con el otorgamiento moderno del SANTO SACERDOCIO, serían innecesarios y en verdad imposible si la Iglesia de Cristo hubiese continuado entre los hombres con la sucesión íntegra del Sacerdocio y poder, desde el “MERIDIANO DE LOS TIEMPOS”.

La Iglesia restaurada afirma que una apostasía general se desarrolló durante y después del período apostólico, y que la Iglesia primitiva perdió su poder, autoridad, y gracia como una institución divina, y se degeneró a sólo una organización mundana. El significado y la importancia de la gran apostasía, como condición precedente al restablecimiento de la Iglesia en tiempos modernos, son obvios. Si la supuesta apostasía de la Iglesia primitiva no fue una realidad, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de las Últimos Días no es la institución divina que su nombre proclama.

La evidencia de la declinación y extinción final de la Iglesia primitiva en medio de los hombres se encuentra en el registro bíblico, y en la historia secular. En las siguientes páginas el autor ha emprendido a presentar un sumario de las más importantes de estas evidencias. En hacerlo, él ha tomado liberalmente de muchos manantiales de información, con el debido reconocimiento de cada cita. La obra pequeña se ha escrito con la esperanza de que se pueda comprobar y dar servicio a nuestros élderes misioneros en el campo, a clases y organizaciones de quórumes involucrados en el estudio de temas teológicos en el hogar, y a investigadores sinceros de las enseñanzas y pretensiones de la Iglesia restaurada de Jesucristo.

JAMES E. TALMAGE
Salt Lake City, Utah
Noviembre 1909.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s