Isaías: Los tiempos del cumplimiento

Isaías: Los tiempos del cumplimiento
Un comentario versículo por versículo

por Iván D. Sanderson
traducido por Iván D. Sanderson y Victoria Luján


Prefacio
Introducción 1. ¿Por qué estudiar Isaías?
Introducción 2. Claves para poder entender a Isaías
Introducción 3. Técnicas literarias usadas por Isaías
Introducción 4. Técnicas estructurales usadas por Isaías
Introducción 5. ¿Quién escribió el libro de Isaías?

Capítulo 1. “Príncipes de Sodoma, oid la palabra de Jehová”
Capítulo 2. “Será establecido el monte de la casa de Jehová”
Capítulo 3. “Los que te guían te hacen errar”
Capítulo 4. “Y acontecerá que el que quede en Sión…será llamado santo”
Capítulo 5. “Alzará estandarte a las naciones lejanas”
Capítulo 6. “Engruesa el corazón de este pueblo”
Capítulo 7. “He aquí que una virgen concebirá, y dará a luz un hijo”
Capítulo 8. “Por cuanto este pueblo ha rechazado las aguas de Siloé”
Capítulo 9. “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz”
Capítulo 10. “Porque de aquí a muy poco tiempo se acabará la indignación”
Capítulo 11. “La tierra estará llena del conocimiento de Jehová”
Capítulo 12. “Aunque te enojaste conmigo, tu ira se apartó”
Capítulo 13. “Levantad bandera en lo alto de un monte”
Capítulo 14. “¡Cómo terminó el opresor! ¡Cómo acabó la ciudad codiciosa de oro!”
Capítulo 15. “Mi corazón dará gritos por Moab”
Capítulo 16. “Por tanto aullará Moab por Moab; todos aullarán”
Capítulo 17. “He aquí que Damasco ha dejado de ser ciudad”
Capítulo 18. “Envía mensajeros por el mar en naves de junco”
Capítulo 19. “Ciertamente son necios los príncipes de Zoán; el consejo de los sabios…se ha vuelto desacertado”
Capítulo 20. “Desnudos y descalzos…para vergüenza de Egipto”
Capítulo 21. “Ve, pon centinela que haga saber lo que vea”
Capítulo 22. “Comamos y bebamos, porque mañana moriremos”
Capítulo 23. “Profecía sobre Tiro: Aullad, naves de Tarsis”
Capítulo 24. “Cambiaron la ordenanza, quebrantaron el convenio sempiterno”
Capítulo 25. “Destruirá a la muerte para siempre”
Capítulo 26. “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti se apoya”
Capítulo 27. “Florecerá y echará renuevos Israel, y la faz del mundo se llenará de fruto”
Capítulo 28. “¡Ay…de los ebrios de Efraín!”
Capítulo 29. “He aquí que nuevamente haré una obra maravillosa entre este pueblo”
Capítulo 30. “El día de la gran matanza cuando caigan las torres”
Capítulo 31. “Así Jehová de los ejércitos descenderá a pelear sobre el monte Sión”
Capítulo 32. “El necio nunca más será llamado noble”
Capítulo 33. “Ni serán arrancadas sus estacas”
Capítulo 34. “Y sus muertos serán arrojados, y de sus cadáveres se levantará hedor”
Capítulo 35. “El yermo se regocijará y florecerá como la rosa”
Capítulo 36. “Y no os haga Ezequías confiar en Jehová”
Capítulo 37. “No temas por las palabras que has oído”
Capítulo 38. “Y el sol retrocedió diez grados, por los cuales ya había descendido”
Capítulo 39. “Será llevado a Babilonia todo lo que hay en tu casa”
Capítulo 40. “Y lo torcido será enderezado, y lo áspero será allanado”
Capítulo 41. “No temas, porque yo estoy contigo”
Capítulo 42. “No se cansará ni desmayará hasta que ponga justicia en la tierra”
Capítulo 43. “Daré agua en el desierto, ríos en el yermo”
Capítulo 44. “Porque yo derramaré agua sobre el sequedal y ríos sobre la tierra árida”
Capítulo 45. “Así dice Jehová a su ungido, a Ciro”
Capítulo 46. “Hasta vuestra vejez yo seré el mismo, y hasta vuestras canas os soportaré yo”
Capítulo 47. “He aquí que serán como rastrojo; el fuego los quemará”
Capítulo 48. “Te he escogido en el horno de la aflicción”
Capítulo 49. “También te daré como luz a las naciones”
Capítulo 50. “He aquí que por vuestras iniquidades habéis sido vendidos”
Capítulo 51. “Mi salvación será para siempre y mi justicia no perecerá”
Capítulo 52. “¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas!”
Capítulo 53. “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores y experimentado en quebranto”
Capítulo 54. “No escatimes; alarga tus cuerdas y fortalece tus estacas”
Capítulo 55. “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos”
Capítulo 56. “Yo los llevaré a mi santo monte y los llenaré de gozo en mi casa de oración”
Capítulo 57. “Perece el justo, y no hay quien piense en ello”
Capítulo 58. “¿Es éste el ayuno que yo escogí, un día en que el hombre aflija su alma…?”
Capítulo 59. “Pero vuestras iniquidades han hecho separación entre vosotros y vuestro Dios”
Capítulo 60. “Te pondré en exaltación eterna, gozo de generación en generación”
Capítulo 61. “Me ha ungido Jehová para proclamar buenas nuevas a los mansos…a vendar a los quebrantados de corazón”
Capítulo 62. “Te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová designará”
Capítulo 63. “¿Quién es éste que viene de Edom con vestidos…teñidos de rojo?”
Capítulo 64. “Desde la antigüedad nunca oyeron, ni oídos percibieron ni ojo había visto…”
Capítulo 65. “Quédate en tu lugar; no te acerques a mí, porque soy más santo que tú”
Capítulo 66. “¿Dónde está la casa que me habréis de edificar?”

Prefacio

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s